Saber qué hacer frente a una plaga de termitas es importante para no agravar el problema. Aunque parezca que se trata de una molestia de poca gravedad, la realidad es que las termitas pueden llegar a ser muy dañinas y causar destrozos mucho mayores de los que se pueden apreciar a primera vista.

Las termitas no entienden de propiedades, así que es bastante probable que si se detecta una plaga de estos insectos sean varias las viviendas afectadas, razón por la cual, en el caso de que se detecten en una comunidad vecinal, lo primero que hay que hacer es informar al resto de vecinos.

La gravedad del problema será dificil de determinar si no hay un estudio concienzudo, de manera que antes de lanzarse a la aventura de tratar de acabar con las termitas por uno mismo, se necesita evaluar hasta qué punto las termitas tienen presencia en el inmueble.

La iniciativa individual puede estar bien en muchos casos, pero en este en concreto lo más probable es que empeore las cosas. Si un vecino detecta termitas y emplea algún tipo de insecticida o cualquier otro producto para acabar con ellas, probablemente no lo consiga, y además logrará el efecto contrario, ya que estos insectos terminarán por buscar nuevos asentamientos y en consecuencia, el problema adquirirá nuevas dimensiones.

La actuación más correcta en casos así es informar a una empresa especialista en control de plagas para que valoren la magnitud de la colonia de termitas detectada y puedan poner los medios adecuados para exterminarla.

Si se está viendo afectado o afectada por una plaga de terminas en Barcelona y alrededores, no dude en contactar con Blanco Plagas.