El aumento de la presencia en barcelona de la Vespa Velutina o avispa asiática es ya una realidad incontestable. Esta especie, que llegó a nuestro territorio, presumiblemente, a bordo de un carguero en el año 2004, se ha adaptado perfectamente al entorno y pese a los esfuerzos de las entidades públicas para su erradicación, ha ido ganando presencia.

Son cada vez más numerosos los avistamientos de nidos de este insecto, al cual se considera una especie invasora por su agresividad frente a las especies autóctonas. Los avisos de algunos vecinos han movilizado unidades de control de plagas para tratar de eliminar las colonias que van formando a lo largo y ancho de la ciudad.

En los últimos 3-4 años las actuaciones en este sentido se han multiplicado, dado que, aunque no se trata de una especie que suponga un gran peligro para el ser humano, sí que puede mostrar cierto grado de agresividad si sus nidos están situados a baja altura y se sienten molestadas.

El ayuntamiento de Barcelona no tiene un plan de prevención al respecto, sino que actúa cuando algún caso es reportado. No obstante, solo lo hace si la presencia de estos insectos se produce en un lugar público y puede suponer cierta amenaza para las personas.

En caso de que estas avispas asiáticas decidan instalarse en un terreno que sea propiedad privada, la actuación para su eliminación deberá correr a cargo de una empresa especializada en plagas cuyo coste tendrá que sufragar el propio interesado en eliminar el foco de la plaga.