control de plagas Barcelona

Pertenecientes a lo que comúnmente llamamos xilófagos, las termitas y la carcoma pertenecen a grupos de insectos muy distintos. A menudo los confundimos y es importante saber que las termitas pertenecen al orden de los Isópodos y la carcoma al orden de los Coleópteros (escarabajos). El primero es un insecto social mientras que el segundo es un insecto solitario.

Insectos muy distintos

Desde el punto de vista morfológico, nos hallamos ante dos insectos completamente diferentes. La carcoma es el nombre que se les da a varias especies de escarabajos que se alimentan de madera y que se hallan en fase larvaria. Estas larvas de cuerpo arqueado y anillos marcados se diferencian de las termitas porque no tienen ni patas ni antenas. En cuanto a las termitas, se trata de insectos con seis patas, una cabeza, dos antenas y de color blanquecino.

Blanco Plagas: control de plagas en Barcelona

Ciclos vitales diferentes

Las fases de desarrollo (o ciclos vitales) de estos dos insectos también son muy diferentes. Las termitas presentan un desarrollo indirecto incompleto o desarrollo hemimetábolo. Este tipo de desarrollo se caracteriza por etapas diferenciadas de crecimiento. Es decir, los huevos se convertirán en ninfas que, a su vez, atravesarán diferentes fases de desarrollo hasta llegar al estadio adulto.

Por el contrario, la carcoma se caracteriza por un desarrollo indirecto completo o desarrollo holometábolo. Tras eclosionar los huevos nace una larva totalmente diferenciada del individuo adulto. La fase larvaria es larga (de dos a cinco años) y le siguen la fase de pupa y la fase de individuo adulto.

Blanco Plagas: control de plagas en Barcelona

¿Infestación de carcoma o de termitas?

Al inspeccionar una estructura de madera, será difícil establecer si el problema es de termitas o de carcoma, puesto que habitan en el interior de la madera.

Existen signos que pueden guiarnos a la hora de establecer cuál es el problema. La presencia de termitas aladas (o simplemente, de alas) suele ser buen indicador de presencia de termitas. Por otro lado, las termitas construyen galerías en la madera para protegerse del sol. Son galerías verticales que se encuentran en paredes o vigas y nos indican claramente que nos hallamos ante una infestación por termitas.

Debemos también tener en cuenta que las termitas de madera seca nunca encontraremos galerías, aunque sí pequeños orificios en la madera. Se trata de orificios realizados por las obreras para evacuar los excrementos o para permitir a las formas aladas salir del nido y realizar el vuelo nupcial. Por lo tanto, encontrar excrementos en el suelo o cerca de la madera nos hará pensar en una infestación por termitas de madera seca.

En cuanto a la carcoma, la identificaremos por pequeñas montañas de serrín cerca de las estructuras afectadas. Además, la carcoma también presenta orificios en la superficie de la madera. Se trata de orificios realizados por los individuos adultos al salir de la madera tras la eclosión de la pupa.  La diferencia existente entre los agujeros de la carcoma y los de la termita, es que la carcoma realiza agujeros claramente abiertos y acompañados de serrín, mientras las termitas dejan agujeros estarán recubiertos de barro (ya que los tapan una vez los han usado para lanzar los excrementos) y sin restos de serrín.

Blanco Plagas: control de plagas en Barcelona

FUENTE:INSEC.ES