Los parisinos han vivido con ratas desde la fundación de la ciudad. Si hay un alboroto en el seto, no hay necesidad de alarmarse; lo más probable es que sea un roedor. Al atardecer se pueden ver a través de la ciudad. Incluso en el metro, se desplazan a lo largo de las plataformas en busca de alimentos dejados por los pasajeros.

Ahora que se piensa que la población de ratas de París ha explotado, son más de cuatro millones, aproximadamente dos por cada uno de los 2,3 millones de habitantes de la ciudad. Esto ha hecho que la ciudad se haya embarcado en una campaña para erradicar una plaga estacional, según informa The Guardian.

El doctor Georges Salines, jefe del servicio ambiental parisino que se ocupa de las ratas, dice que la lucha por controlarlas se ha visto afectada en parte por un cambio en las regulaciones europeas sobre los venenos. «Por ejemplo, ya no podemos poner los granos envenenados que usábamos antes en la salida de sus madrigueras en los parques», dijo a los periodistas.

Blanco Plagas: control de plagas en Barcelona 

El ayuntamiento insiste en que la población de roedores no ha explotado, pero los medios de comunicación ha hecho parisinos más conscientes de ellos. Una portavoz dijo que el problema era «no peor que antes».

«Se han visto en los medios de comunicación y en áreas turísticas como los Campos Elíseos, así que todo el mundo piensa que hay más. Hemos cerrado los parques porque, crean o no, la gente realmente los alimenta».

Mientras tanto, la parisina Jo Benchetrit ha lanzado una petición llamada «Detener el genocidio de la rata» y ha denunciado la «fobia de la rata» del ayuntamiento. La propuesta acumula más de 21.000 apoyos, y sigue sumando.

FUENTE:ABC.ES

Blanco Plagas: control de plagas en Barcelona