1- El dormitorio del paciente alérgico debe ser seco y bien aireado. Se debe aspirar o lavar las cortinas, fundas, juguetes de peluche y semejantes con una frecuencia semanal.

2- No empapelar las paredes ni alfombrar los pisos, y prescindir de cuadros, muñecos y otros objetos innecesarios que favorezcan la reproducción de los ácaros.

3- Las cortinas, sábanas y mantas deben ser acrílicas y lavarse con agua caliente cada semana.

4- Evitar los colchones de lana y las almohadas de plumas, y cubrirlos en fundas herméticas plásticas con cierre (llamadas fundas antiácaros).

Blanco Plagas: control de plagas en Barcelona

5- La limpieza doméstica se debe realizar con aspiradora y trapos húmedos. Evitar utilizar escobas y plumeros, ya que dispersan el polvo que contiene el excremento de los ácaros.

6- Mientras se efectúa la limpieza es recomendable que el paciente no esté  presente. En caso de que la persona alérgica sea quién limpie, deberá usar una mascarilla mientras aspira las alfombras.

7- La ropa guardada desde el año anterior debe ventilarse a fondo o lavarse antes de ser usada.

8- Es importante mantener la humedad dentro de la casa a un porcentaje menor al 50 por ciento, para reducir el crecimiento de ácaros del polvo y hongos. El aire acondicionado es la manera más efectiva para controlar la humedad.

FUENTE: REVISTASALUDALTERNATIVA

Blanco Plagas: control de plagas en Barcelona