Las plantas «sexy» que pueden revolucionar el control de plagas

Imaginen una planta que puede atraer sexualmente a insectos dañinos hacia una emboscada mortal.

Científicos en España ya demostraron que es posible modificar genéticamente una planta para que produzca feromonas, las sustancias químicas que emiten los insectos hembra para atraer a los machos.

La meta de un nuevo proyecto europeo es optimizar esa tecnología para producir plantas «sexy» capaces de proteger cítricos y otros cultivos de alto valor económico.

Las feromonas ya son usadas para proteger cultivos, pero son sintetizadas en el laboratorio a un costo muy elevado.

El nuevo proyecto, denominado Susphire busca en cambio transformar a las propias plantas en biofábricas de feromonas.

Imaginen una planta que es capaz de atraer a los insectos con la especificidad y la eficacia de una feromona. Y una vez que los insectos llegan a la planta podemos matarlos. Es un arma muy potente.

Cuando las feromonas son emitidas en grandes cantidades confunden a los insectos machos, impidiéndoles encontrar a las hembras y por tanto reproducirse.

Este método ya se usa para proteger cultivos, pero fabricar esas feromonas resulta muchas veces muy costoso.

Plaga de los cítricos

Un proyecto piloto llamado SexyPlant ya logró que una planta produzca feromonas.

La iniciativa galardonada en Estados Unidos fue presentada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España y la Universidad Politécnica de Valencia.

«En ese proyecto hemos comprobado que las plantas son capaces de fabricar esas feromonas», explicó Navarro.

«Conseguimos que una planta tipoNicotiana benthamianaprodujese una feromona de un lepidóptero. Hemos conseguido introducir la ruta para que la planta produzca esa feromona».

«Ahora la cuestión está en no hacerlo en una planta tipo sino en una planta más real y con estructuras que no sean lineales como la de esta feromona sino estructuras más complejas, que es donde habría rentabilidad».

Uno de los insectos que los científicos intentan combatir con las plantas «»sexy» es una plaga de los cítricos llamada cotonet.

«Son insectos hemípteros que succionan y producen un algodoncillo en la planta. Lo que secretan estos insectos son azúcares que provocan la invasión luego por hongos y al final la planta termina muy afectada y se pierden producciones aquí en España.»

Estos cotonets tienen unas feromonas muy singulares y muy caras de fabricar.

«No tiene toxicidad»

Navarro reconoce que la legislación en temas de plantas transgénicas en Europa es muy estricta.

Pero asegura que lo importante es «hacer comprender a los gobiernos que es una forma de combatir las plagas muy ecológica«.

«Una feromona no tiene toxicidad por ser una estructura muchas veces similar a un aceite».

Y en cuanto a la probabilidad de que una plata transgénica polinice a otra no transgénica, extendiendo la capacidad de producir feromonas, Navarro asegura que es prácticamente cero.

«No hay posibilidades reales o tangibles para que ello ocurra», señaló el científico español.

Blanco Plagas: control de plagas en Barcelona

FUENTE: BBC.COM