El mosquito Anopheles Arabiensis -uno de los principales transmisores de la malaria en el África subsahariana, lugar donde se desarrollan el 90% de nuevos casos- evita de manera activa alimentarse de la sangre de pollos y gallinas en Etiopía, según los hallazgos de investigadores de las universidades de Ciencia Agrícolas de Suecia y de la de Adís Abeba, en Etiopía, publicado en Malaria Journal.

Aunque los científicos no han concluido el motivo de este comportamiento, sí sostienen variashipótesis, y afirman que los pollos son un nuevo repelente natural. Para tal conclusión analizaron la sangre de los insectos para conocer quiénes habían sido sus víctimas. Los hallazgos fueron que los humanos somos sus predilectos en espacios cerrados, mientras que al aire libre eligen, indistintamente, a animales domésticos como cabras, ovejas o vacas, pero nunca a pollos o gallinas.

Blanco Plagas: control de plagas en Barcelona

Complementariamente, instalaron trampas con atrayente de olor de vacas, ovejas, cabras y gallinas en el interior de una vivienda. El resultado fue que en la probeta con esencia de pollo había menos ejemplares de estas plagas domésticas.

Teniendo en cuenta que el mosquito tigre está volviéndose tolerante a los repelentes y que es un vector de graves enfermedades, el descubrimiento puede ser útil para crear tratamientos que frenen la transmisión de malaria en África.  El mejor método para luchar contra los insectos es destruir las áreas de cría, con el fin de evitar que se desarrollen poblaciones de mosquitos.

FUENTE:HIGIA

Blanco Plagas: control de plagas en Barcelona