Una investigación de la Universidad Estatal de Carolina del Norte (EEUU) muestra que las bacterias del intestino de las cucarachas alemanas desempeñan un papel importante en cómo las cucarachas se reúnen o se juntan. Este hallazgo podría conducir a la creación de cebos y trampas para cucarachas más eficientes.

En un estudio publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias, los entomólogos del Estado de Carolina del Norte muestran que las bacterias intestinales de las cucarachas producen una amplia variedad de ácidos grasos que contribuyen a la producción de feromonas en las heces de cucarachas. Estas feromonas fecales funcionan como un olor agradable que atrae a otras cucarachas.

El autor principal del estudio, Ayako Wada-Katsumata, investigador senior de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, y los autores Coby Schal y Blanton J. Whitmire, distinguido profesor de la gestión estructural de plagas, muestran que las cucarachas no se juntan cuando no hay un aroma de bienvenida, lo que ocurre en aquellos casos en los que se encuentran que las heces no poseen los compuestos químicos producidos por las bacterias intestinales.

Blanco Plagas: control de plagas en Barcelona

En el estudio, los investigadores encontraron 40 compuestos químicos diferentes en las heces de las cucarachas alemana. Sin embargo, las heces de las cucarachas que no tenían bacterias intestinales carecían de 12 de estos compuestos y tenía sólo cantidades minúsculas de 24 de los otros compuestos.

«Cuando pierdes las bacterias intestinales, pierdes las feromonas de reunión», dijo Coby Schal.

Los investigadores probaron cucarachas recién nacidos, o ninfas, y cucarachas mayores tanto individualmente como en grupos y encontraron esencialmente el mismo resultado; las cucarachas se juntaban cuando los compuestos químicos estaban presentes en las heces y, por el contrario, apenas se juntaban o no lo hacían cuando esos productos químicos estaban ausentes o en bajas concentraciones.

«Los compuestos químicos parecen especialmente importantes para las ninfas», dijo Ayako Wada-Katsumata. «Para las ninfas es importante definir qué lugar es seguro, y estas feromonas ayudan a hacer precisamente eso».

El estudio también utilizó la cromatografía de gases y espectrometría de masas para identificar la más atractiva de las 40 sustancias químicas presentes en las heces. Particularmente, seis compuestos fueron los atrayentes más fuertes para las cucarachas utilizadas en el estudio de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, siendo de hecho más atrayentes que una mezcla de compuestos patentada y desarrollada en otros lugares.

«Las feromonas de unión pueden conducir a la fidelidad de la colonia», dijo Schal. «Diferentes bacterias intestinales crean diferentes perfiles químicos de feromonas de unión, pero muchos de estos compuestos se superponen, dependiendo de la comida disponible para las cucarachas. Esto sugiere que la unión es moldeable, ya que los compuestos pueden ser mezclados y emparejados para diferentes colectivos de cucarachas, dependiendo de su medio ambiente «.

Un estudio más profundo en este campo puede desembocar en futuras aplicaciones útiles en nuestro sector, mediante el desarrollo de atrayentes para trampas y cebos que sean muchos más efectivos para el control de las plagas de esta especie.

FUENTE: ANECPLA

Blanco Plagas: control de plagas en Barcelona