La cucaracha australiana se instala en Madrid

Colonias de cucaracha australiana, un insecto que no vive de forma natural en la península Ibérica, han sido detectadas en la red de alcantarillado de Madrid. Los expertos creen que este insecto, cuyo nombre científico es Periplaneta australasiae, podría expandirse por la red de alcantarillado si se adapta correctamente al entorno. Se está trabaja en coordinación con las autoridades sanitarias de la ciudad de Madrid para determinar la expansión de la especia y el mejor tratamiento a realizar.

Este tipo de cucaracha, también llamada cucaracha rubia, es una especie voladora y viaja fácilmente de los huecos que encuentra en los árboles (su hábitat natural) a las casas, según explican diferentes expertos en control de plagas. Se alimenta de las partes tiernas de las plantas y también de materiales de almidón, que encuentra, por ejemplo, en el pegamento de las encuadernaciones.

La cucaracha australiana ya se había detectado en 2016 en Guipúzcoa y con anterioridad en las Islas Canarias. Es muy probable que llegara a Madrid alojada en mercancía o embalajes procedentes de zonas con asentamientos de esta especie.

Se está definiendo del tratamiento más aconsejable por su experiencia y conocimiento del comportamiento de la especie, sus preferencias de hábitat y costumbres de alimentación.

Los ejemplares adultos de la cucaracha australiana miden unos 3,5 centímetros de largo y tienen una coloración marrón rojiza, similar a otras especies como la cucaracha americana. Sin embargo, tiene algunos rasgos diferenciadores como las bandas de color más claro en el borde exterior de las alas.

Las cucarachas tienen su función en la naturaleza ya que son insectos carroñeros que se alimentan de materia orgánica en descomposición, proporcionan fuente de alimento para otras muchas especies del ecosistema y son depredadores de chinches y huevos de plagas agrícolas.

Sin embargo, en los entornos urbanos preocupa su proliferación por su potencial para transmitir enfermedades causadas por bacterias o virus. Uno de los riesgos para los humanos atribuido a las cucarachas incluye las alergias inducidas causadas por inhalación, ingestión, abrasión dérmica o inyección de alérgenos producidos por las cucarachas.

BLANCO PLAGAS: control de plagas en Barcelona

FUENTE:ELPAIS.COM