El Guadalhorce, hogar de los mosquitos

A pesar de que desde hace dos años no se registran plagas de esta especie, el Área de Medio Ambiente tiene activos controles rutinarios.
Se trata de la especie que habitualmente tiene presencia en la zona costera de Málaga, sobre todo en la capital, donde han encontrado su punto de reproducción y asentamiento en la desembocadura del río Guadalhorce, zona en la que desde 2015 se realizan continuos estudios de control.
A pesar de que las lluvias han sido escasas en la primera mitad de este 2019, el mosquito de las marismas sigue haciendo de la desembocadura del Guadalhorce su hogar.

BLANCO PLAGAS: CONTROL DE PLAGAS

FUENTE: LAOPINIONDEMALAGA.ES