Las chinches de las camas (‘Cimex lectularius’) prefieren pasar los días escondidas de la luz, refugiadas en colchones, muebles próximos a la cama o alfombras. Un reciente estudio sugiere además que tienen preferencia por ciertos colores: muestran predilección por el rojo y el negro, mientras que evitan el verde y el amarillo.

Los responsables de la investigación, publicada en ‘Journal of Medical Entomology’,  realizaron una serie de experimentos en los que disponían una especie de minitiendas de campaña de distintos colores dentro de placas de Petri. Las chinches, colocadas en el centro del recipiente, tenían diez minutos para elegir su refugio.

Blanco Plagas: control de plagas en Barcelona

Los resultados, no obstante, variaban entre sexos, según la edad y si los animales estaban hambrientos. “Lo más probable es que prefieran el rojo porque coincide con el color de su cuerpo y quieren estar con otros miembros de su especie”, asegura Corraine McNeill coautora del estudio e investigadora de la universidad Union College de Licoln (Estados Unidos).

Por otro lado, McNeill y sus colegas sugieren que las chinches evitan el amarillo y el verde porque los identifican con zonas brillantes e iluminadas.

Pese a sus hallazgos, los científicos no creen que utilizar solo sábanas de esos tonos menos atractivos vaya a ahuyentar completamente a los molestos insectos. Más bien planean utilizar sus conclusiones para mejorar las trampas y mecanismos de exterminación que ya existen.

FUENTE: CIENCIAXPLORA

Blanco Plagas: control de plagas en Barcelona