7 claves para prevenir las plagas en cocinas profesionales

Las plagas de roedores e insectos deben mantenerse alejados de las cocinas, porque actúa como vectores de enfermedades capaces de mermar la salubridad de las personas. El riesgo se potencia en la industria alimentaria, pues los problemas de salud pública pueden implicar sanciones económicas  al identificarse el incumplimiento de los requisitos exigidos en las auditorías alimentarias; además de pérdida de la reputación corporativa y/o deterioro de los productos o mercancías.

La prevención de plagas se hace imprescindible en los entornos donde el alimento se almacena, manipula o procesa. En estos casos el personal debe ser proactivo en la observación y búsqueda de la presencia de signos de animales como heces o huellas. Asimismo, materias primas dañadas, en consecuencia de su presencia.

Las siete claves concretas para prevenir las plagas en la industria alimentaria son las siguientes:

  • Mantener una higiene correcta
    Extremar la limpieza en todas las zonas de la empresa y realizar inspecciones periódicas por parte de los trabajadores que garanticen su cumplimiento. También afecta a equipos de trabajo, personal, utensilios y material laboral y un largo etcétera.
  • Eliminar los desperdicios generados durante los procesos.
    Los subproductos derivados del procesamiento que no se gestionan correctamente pueden ser un foco principal de atracción de plagas. Por tanto, se debe hacer uso de recipientes de cierre hermético y evitar la acumulación de desechos a la intemperie o sin la adecuada gestión. En consecuencia, los cubos de basuras deben taparse siempre y vaciarse y limpiarse de forma periódica.
  • Cerrar las aperturas al exterior.
    Los insectos y los roedores acceder fácilmente al interior del establecimiento o industria si no se ponen las barreras físicas necesarias como mosquiteras en ventanas, cerrar las puertas, sellar las grietas y hendiduras, etc.
  • Disponer de un protocolo de saneamiento adecuado y en constante actualización.
    Los consultores de seguridad alimentaria de Blanco Plagas ayudan a trazar un protocolo de saneamiento adecuado a la actividad desarrollada, que tenga en consideración las exigencias del Ministerio de Sanidad. Su actualización garantiza que el protocolo de un negocio en constante crecimiento no se quede obsoleto y pierda su función.
  • Desinfección de desagües de sumideros.
    Extremar la limpieza y desinfección de los sumideros evita el desbordamiento de líquidos y la aparición de plagas. Esta labor debe ser realizada por profesionales con los medios y conocimientos apropiados.
  • Mantenimiento y limpieza de los alrededores 
    El exterior inmediato sin la limpieza necesaria puede incurrir sobre las plagas en el interior del restaurante, establecimiento o industria. El exterior ideal sería aquel despejado y con el mantenimiento adecuado
  • La importancia de las inspecciones.
    El propio personal de la empresa debería realizar inspecciones para garantizar el cumplimiento de estas pautas. Asimismo, los técnicos de control de plagas de Blanco Plagas ofrecen recomendaciones adicionales personalizadas a cada situación concreta y se aseguran de que aquellas ofrecidas con anterioridad siguen cumpliéndose.

Blanco Plagas: control de plagas en Barcelona

FUENTE: ACTUALIA